Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Crónica de un fin de semana atípico

Todo empezó la mañana del viernes.
Yo dormía plácidamente.Mientras tanto,mi amigo Adrián y el cruel teléfono móvil situado justo al lado de mi cabeza,en la mesita de noche,se aliaban para arruinarme el mejor sueño de la historia.

El teléfono comenzó a sonar.Mascullé algo que soy incapaz de recordar,aunque seguro que no fue nada bonito,y pulsé la tecla colgar.
Volví a dormirme inmediatamente,pero muy a mi pesar el sueño era completamente distinto.¡Maldito Adrián!,habría pensado de no estar dormido.

Una media hora más tarde Adrián volvió a intentar localizarme,finalmente decidí cogerle el teléfono por si era algo importante,y el tío va y me dice:
¿Usman,quieres trabajar? A lo que le respondí lo más educadamente que pude:
¡No!Quiero dormir¡Son las 9 de la mañana! .
Me explicó que su prima era la encargada de un restaurante de lujo en Valencia y que necesitaban a alguien para esa noche.Y yo pensé ''A mí que me importa,quiero dormir!''.

En algún momento de la conversación de…

Paradoja Moral

En estos días he estado viendo un anime llamado ''Death Note'',que plantea
una dualidad.
Un desafío entre dos seres completamente opuestos,pero extremadamente inteligentes.
Los conceptos de bien y mal arduamente enfrentados por la supremacía.
Este anime junto con el extraordinario film ''Identity'',me han llevado a
plantearme la siguiente paradoja:


Si asesinas a alguien y luego no recuerdas haberlo hecho¿es moralmente correcto castigarte por ello?
Asumiendo que no eres consciente de ello,tú no eres culpable.Pues no recuerdas haberlo hecho.
Pero por otro lado durante el momento en que lo hiciste,pese a no recordarlo,eras tú.Y como ser humano,poseías consciencia.No sé de que tipo ni que lógica aplicaba la misma,pero eras consciente.


Por tanto,pudiste hacerlo y posteriormente autoinducirte una pérdida de memoria.En cuyo caso eres completamente culpable.

Pero ahora interactúas con el ''culpable actual'' y no con el realizador consciente del acto…

Una serie diabólica

Alguien en el pueblo ha estado haciendo tratos con el Diablo y éste siempre se cobra sus almas.Así es como empieza la historia,y un tranquilo pueblo deja de serlo cuando ciertas almas empiezan a escapar del infierno frecuentando los alrededores.


El pobre Sam es el protagonista.Un joven bonachón con una vida tranquila que trabaja en unos grandes almacenes.Bueno,tranquila...hasta que el mal decide entrar en ella. Esta es Andi.Sam lleva enamorado de ella desde el colegio.Compañera de trabajo y una chica...con carácter. Sock es uno de sus mejores amigos.Un tío guay podría decirse,aunque bastante loco.No sé cual de los anteriores apelativos responde mejor a su peinado,pero es original.''Raya'' la maldad viviendo al límite,pero es un tío legal. Ben es el sensible del grupo,muy bueno con los animales.Pero a veces su consideración e inocencia puedan resultar algo irritantes.
Y por último,aunque sin restarle importancia,no vaya a ''cabrearse'' con nuestros amigos: …

El ocaso de la familia

Familias hay de todos los tipos: Abiertas,acogedoras,estresantes,tradicionales,gritonas,cariñosas...podría continuar así y no terminar jamás pues las familias al igual que colores admiten todas las variedades posibles.

Lo que todas tienen en común es que son un grupo de personas distintas o parecidas,a veces incompatibles que se ven obligadas a vivir en un mismo lugar.
Lo que inevitablemente acarrea conflictos.

Cada familia tiene sus historias.Buenas y malas,aunque las malas suelen ser el punto común entre los individuos de la misma.Pues alguien estableció en algún momento la obligatoriedad de soporte y apoyo entre familiares,lo cual no es negativo cuando es voluntario.Pero todo aquello que implica obligatoriedad pierde consecuentemente calidad.

La ''familia'',en el sentido tradicional en que entendemos la palabra,es para mí una institución algo anticuada¿porque lo veo así? Porque es un vínculo obligatorio entre individuos que se ven obligados a relacionarse sin haber…

Frío,Frío

Recuerdo que hace unos años paseaba con mis amigos y dije una frase que no olvidaré nunca,''hace frío frío''.
Tuvo gracia en su momento y con el tiempo,esa situación se estableció en mi mente como se asienta un ancla en el fondo del mar.

Cada año al llegar esta época me viene a la mente aquella noche.Permanece en mí como un punto de guardado a través del cual comparo los cambios que suceden en mi vida un año tras otro.

Aunque la gente se empeña en ver todo con un principio y un final,yo siempre digo que todo es un ciclo.
En la vida ciertas circunstancias se repiten como las estaciones,pero nunca las vivimos del mismo modo porque cada vez que suceden nosotros hemos cambiado,quizás a mejor y quizá no,pero lo hacemos.
Mi modo de interpretar estas repeticiones es que son oportunidades.
Ocasiones de verte en la misma posición y comprobar hasta que punto has evolucionado desde la última vez que sucedió.

Mi última repetición fue realmente satisfactoria,no a al nivel de logro…