Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2015

Despejando la mente

Soy una persona muy mental. A veces tanto, que en su servicio me vuelvo algo obtuso. Como dijo Jodorowski, la mente ha de estar al servicio de uno, y no estar uno al servicio de su mente.

Estaba agobiado y molesto en general. Me quejaba de la universidad; de esto, de aquello y de cosas más allá. Poblemas, problemas y más problemas.
Además, soy de ese tipo de personas a las que les cuesta vivir en el presente. Mi mente siempre me lleva lejos, a veces al pasado y con más frecuencia al futuro, pero ambos son sólo ilusiones. Mientras 'estamos' en ellos la vida no nos espera, discurre sin pausa a nuestro alrededor.

Ayer, hablando con mi persona favorita, me dijo: 
«Piensa esto: tienes un lugar donde estar; estudias en la universidad; puedes permitirte ir al gimnasio; tienes buenos amigos, familia y dispones de buena salud; eres guapo, inteligente y tienes una mujer que te quiere y que vendrá pronto a verte. ¿Cuál es tu problema?»
Su claridad me dejó mudo. Quedó patente que estaba sie…

La macrovisión: Teoría de la frialdad

Tengo una extraña capacidad de cambio de perspectiva: Consiste en ampliar tanto mi visión de las cosas, que lo mundano resulta insignificante. Una visión global de la humanidad que me libra de las emociones. A veces cometo el error de hablar con la gente desde este punto de vista y me tachan de frío o insensible. No soy frío y no soy insensible. Pero objetivamente, ¿qué valor tiene una vida cuando la comparas con infinidad de ellas? Cada cierto tiempo perdemos una frecuencia auditiva, una frecuencia concreta que no volveremos a escuchar jamás durante el resto de nuestras vidas, pero no lloramos por ello.

Cada otoño el árbol pierde sus hojas. Eran importantes, sí; formaban parte de él, pero el mundo continua y el ciclo sigue. Es parte de la naturaleza: la vida, el cambio y la muerte.
Si aplicamos la analogía a todo el conjunto existente de la humanidad del que formamos parte, como hojas del árbol, caemos y otras pasan a sustituirnos, es el orden natural de las cosas. En nuestra condición…

El deporte y sus beneficios

Según la ley Lavoisier-Lomonósov: «nada se crea ni se destruye, sólo se tranforma».

Desde la antigüedad se ha utilizado el deporte como mecanismo de transformación de energía. ¿Cuántas veces os ha ocurrido que un gran enfado o confusión os crea la necesidad de movimiento?
Yo descubrí que caminar me ayudaba a pensar en momentos de confusión; correr y el boxeo en momentos de enfado. Las emociones están ahí, y vengan como vengan hay que aceptarlas, pero el deporte resulta un método excelente para canalizar las negativas.

Tenemos la idea generalizada de que ir al gimnasio cumple propósitios estéticos esencialmente, lo que provoca que las personas que no pueden alcanzar los estandares estéticos marcados como 'sanos' o 'ideales' dejen de ir.
Si uno se fija bien hay 3 o 4 tipos definidos de fisionomía en los gimnasios, no más. ¿Por qué ocurre esto? ¿por qué no veo gente grande o gorda en el gimnasio? No es porque sean unos vagos tragones. Es porque nos han educado planteando…

Who are you?

Los sentidos nos engañan con frecuencia. En ocasiones nos dejamos engañar, acostumbrados a ver las cosas por como están, y no por como son.
Hace un tiempo tuve una conversación con alguien muy especial sobre la diferencia entre el verbo ser y el verbo estar. En inglés no existe diferencia entre los dos verbos, ya que  ambos son «to be». Esa una de las razones por las que aprecio el español. Solía llamarle castellano, pero es mucho más que eso, por lo que resulta impreciso llamarlo así. Uno de sus aspectos más valiosos es el potencial de matización que nos ofrece.

  A lo largo de la historia, la influencia y cultura de muchos pueblos se han combinado para formar este idioma tan completo que compartimos hoy: árabes, celtas, romanos, visigodos y vascos contribuyeron, amoldaron y enriquecieron el que hoy evolucionado, conforma el idioma español. Es una de las mejores lenguas para expresar prácticamente cualquier idea con sinfín de opciones, aunque me parezca más bonito el francés o más e…

Los 7 hermanos

¿Quién sueña con el fin de Sueño?
Un buen hombre atraviesa el charco, al otro lado del río un niño observa; luces de neón iluminan las calles en un distrito donde el sol no llega;
una mujer aguarda con impaciencia
deseos y secretos que no recuerda.
La mujer del sótano tiene mucho frío, ve sin ánimo que su esperanza se aleja; pisadas, barullo y confictos resuenan, el niño tiene hambre, aprende, espera, espera al padre que no llega, y sueña; sueña un mundo, y todo es como debiera.
Que las palabras surgen de un suspiro, que los sonidos provienen de la mente, sentimientos que no sólo son lamentos, e ideas que nacen de un noble corazón;
el niño siente una neblina de ilusión,
pero amanece, y la verdad nada cambia.
Su libertad en una ocasión arrebatada, el fino oro verde le cegó, y la desidia; hombre dejó atrás y sin pensar a su familia, hoy delirio vive con él, le hace compañía. El niño creció, ahora es padre, ya no sueña; la mujer no siente ya frío, no siente nada.
La vida aparece en un sueño; todo antes de ser…

La multitud acallada

En tiempos en los que tener una opinión resulta de lo más comprometido, surgen los artistas más estrambóticos e irreverentes. Es cierto que en la era de la información se habla más que nunca: facebook, whatsapp, twitter... pero la verdad es que nadie dice nada.
Cuando las personas sufren en silencio, llega alguien dispuesto a chillar por todos, como poseído por alguna droga delirante. ¿Son valientes o sólo temerarios? La elección depende del criterio de cada uno.

Esta situación me recuerda a la introducción de una historia de superhéroes estereotípica, pero como digo siempre: los estereotipos tienen una base de certeza, para ser considerados tales. Las ficciones de superhéroes tienen su origen en la necesidad humana de protección ante la represión, la desigualdad o la simple carencia de seguridad.
Todo ello transmite un claro mensaje, vista la nueva generación de artistas que han dado nuestros tiempos:

Kanye West
El patriarca del inconformismo. Posee un talento que brilla por sí sol…

La ciudad bohemia

Un buen día salí de trabajar con un viaje planeado. Un viaje a la ciudad bohemia. Necesitaba viajar y alejarme de mi enfermedad. También buscaba el consejo y la sabiduría de la única persona que podía ayudarme en aquel momento. Me levanté de la cama apresuradamente al darme cuenta de que llegaba tarde, muy tarde. Tenía todo planificado; y a no ser que fuese capaz de despejarme, ducharme, cepillarme los dientes, planchar la ropa recién lavada y hacer la maleta en menos de 30 minutos, llegaría tarde. Algo imperdonable. Pero fui capaz.

Quizá la falta de café, té o algún estimulante matutino no me permitiera ver que iba con el pelo medio enjabonado, y puede que sólo estuviese medio afeitado, pero lo importante es que llegué a tiempo. Sabía que me había dejado algo importante en casa, pero en palabras prestadas, lo más importante estaba ya de camino, y muy puntual.
Me faltó poco para parar y aplaudirme al llegar justo a tiempo a la estación, ¿pero cómo explicar a alguien que llegaste tard…

Las 40 noches del vampiro

Al leer semejante título imagino que os viene a la mente la imagen de un joven vampiro recién convertido, y ya que soy yo quien cuenta la historia, un vampiro negro, por eso de romper los estereotipos, ya sabéis. Blade no cuenta, ha llovido mucho desde entonces. Hay que mantener la mente despierta, ágil e imaginativa; nada de imágenes e ideas prefijadas, necesitamos mentes frescas y abiertas que nos lleven al progreso social que precisamos últimamente.
Bueno, en caso de cumplirse mi predicción y todos los requisitos previos, olvidaos del rollo que acabo de soltaros, porque este artículo bien podría iniciarlo, pero poco tiene que ver con un relato de ficción.

Quizás sepáis y quizá no, que llevo algo más de un mes trabajando de noche, 40 noches para ser exactos. Y con ello no me refiero a entrar a las 8 de la tarde y salir a las 2 de la madrugada, no, ni tampoco a trabajar en una discoteca rodeado de gente. Quiero decir que llevo más de un mes trabajando de 12 de la noche a 8 de la mañ…

A la luz de una vela

Me encontré una calurosa noche de julio sentado en la oscuridad de mi cuarto. Solo una vela alumbraba mi escritorio, bajo la que leía fascinantes historias de tiempos viejos y nuevos. Era el siglo XXI, pero esa noche la intensa luz eléctrica me molestaba; eran los tiempos de la tecnología, pero mientras mi ordenador permanecía en segundo plano, silencioso y abandonado, yo escribía a mano; era sábado, pero no sentí necesidad de relacionarme y socializar, era mi tiempo de soledad. Un tiempo valioso del que me gusta disfrutar, en el que exprimo y compruebo hasta dónde llega mi potencial. El valor está en los sueños, dijo un escritor, y los míos se pueden realizar, de modo que entre otras cosas en mi tiempo libre hago lo que mejor se me da, pensar.

Alguna vez me he preguntado la razón por la que algunas personas huyen bajo cualquier pretexto de la soledad. ¿Hay algo en sí mismos que temen, quizá? ¿Precisan compañia para llenar algún vacío o sencillamente se aburren a sí mismos? No lo sé,…

Wildheart

Veo la belleza, aunque si la observas bien nunca sabes donde empieza Siento su rareza, es una entre cien, flor de loto en la maleza Noto su presencia en mi rubor, en un brillo que despierta Algo en ella cautiva el alma, algo la sosiega
Los corazones salvajes viven en su calma por razones misteriosas, carecen de forma Viven sin ataduras y no se conforman sensaciones intensas siempre te evocan Son almas sin rumbo que viven y exploran conviertiendo estanques en mares y olas
Maestro del amor, no rompas su corazón alumbra su camino, un pañuelo y un adiós Sublímadores, catalizadores de iluminación es la química, la pasión, el deseo y la atracción cuán clave es la alquimia que daña la razón para la que sólo el autoconocimiento es salvación Si crees que sufres por amor, no conoces el amor.

Recapitulemos

He tardado en encontrar un momento de paz en el que sentarme frente al teclado y escribir sin la presión del tiempo sobre mis hombros, pero finalmente aquí estoy. No es que no tenga cosas que hacer, una lista de tareas me requiere y he de hacerlas más temprano que tarde, pero pienso que uno debe sacarse tiempo de la manga para hacer lo que debe. En realidad debería estar estudiando, pero bueno, cada uno tiene sus prioridades; cuando la manga se queda sin tiempo a veces hay que robar momentos a otras funciones.

Hace ya más de un mes que me trasladé a Madrid por trabajo, y en este tiempo por desgracia no he escrito más que símbolos matemáticos. Estudiar y trabajar no es cosa fácil.
Estaba hastiado, y al final cansado de tanto estrés me lo dejé en el metro. Abandonarlo no fue cruel, seguro que algún madrileño lo acoje, están acostumbrados a él, pero yo soy del sur y necesito tranquilidad. Por si no lo habéis notado estoy en modo africano, y es así porque la vida sin estrés es mejor vida…

Tragedia Germanwings 4U9525

A estas alturas todos hemos tenido noticias sobre la trágica pérdida de 150 almas en el terrible accidente aéreo de hace un par de días.

Se me hace difícil creer por mi fe natural en las personas que alguien en su sano juicio, que sacrifica todo lo que hay que sacrificar para llegar a ser piloto de transporte en una linea aérea decida sin más estrellar con sus propias manos un avión con mujeres, niños, bebés, jóvenes, recién casados, padres de familia... a bordo.

Cada día practicamos ejercicios de confianza al apagar de algún modo nuestro mecanismo instintivo de seguridad y supervivencia, poniendo nuestras vidas en manos de todo tipo de pilotos y chóferes: de motos, coches y metros, de trenes y de aviones. Me pregunto cómo puede alguien romper ese acuerdo tácito para la seguridad general.

Hace apenas unos minutos el responsable de Lufthanasa, Carsten Spohr, ha dado la cara, como corresponde en una situación como esta, con total transparencia. Dándonos en rueda de prensa todos los da…

El Alma del Viajero

Estuvo bien volver a casa. A la familia y a los amigos, a la zona de confort. Pero al final, el camino siempre me reclama. Soy un nómada, algo me impide quedarme quieto cuando creo que un lugar me ha regalado ya toda la experiencia que podía ofrecerme.

Llegó la nochevieja y con ella me pregunté qué pretendía sacar del 2015, pero no extraje nada en claro, estaba seco como las hojas del ciprés en otoño. La noche anterior había sido memorable, y para ser franco, temía al nuevo año. Lo veía aburrido, lánguido y sin color, las perspectivas no eran más que tristes tonos de gris; no buscaba el arcoiris, pero algo de magia nunca viene mal.

Cuando las cosas están raras mi estómago se resiente, es algo primitivo, biliar, una extraña sensación. Las entrañas se revuelven para indicarme un nuevo rumbo, un objetivo, una nueva meta que active mis neuronas como enciende una llave el complejo sistema de un automóvil moderno. Activados los músculos que amablemente me han llevado siempre de un lugar a …

Medicina convencional y alternativa

El instinto es la cuna de mis grandes movimientos. Fue instinto lo que me llevó a Gran Canaria hace casi 3 años, donde viví grandes experiencias y descubrí el boxeo.  También fue el instinto lo que me motivó a viajar a Francia en 2011, adentrándome en la que ha sido hasta hoy la mayor aventura de mi vida .
Ese mismo instinto me trajo hace menos de una semana a Madrid, y ya ha comenzado a dar sus frutos.

Tras mi temporada de carreras populares, la media maratón y el kilómetro vertical (una carrera entre las montañas que terminaba en el pico del Mondúber) mi cuerpo estaba bastante resentido. Dolencias que arrastraba desde hacía tiempo empezaban ya a resultarme muy molestas: una contractura en el trapecio, un terrible dolor de rodilla y molestias en el estómago.

Para mí esto suponía un problema importante, ya que siempre he pensado que el sistema sanitario español tiene una organización totalmente caduca e ineficaz. Con todo esto en la mente era difícil arrastrarme hasta un hospital por…