Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

Un león y el gigante rojo

Hace tiempo unos amigos me propusieron crear un canal en youtube, y aunque me pareció una buena idea, en aquel momento no me encajaba. Ellos se pasaban horas viendo vídeos, pero yo no me consideraba de la generación youtube. Creía que era una gran plataforma de expresión, pero decidí que entonces no pegaba conmigo.

Ya han pasado unos años, y tras mi súbita, aunque previsible desaparición de la blogosfera, he decidido volver a escribir. He escrito un par de raps, algún que otro artículo y dado rienda suelta a algunas ideas. Me paré a pensar un momento; el mundo ha cambiado, es un hecho que la gente no lee tanto como solía, y pensé «¿por qué no? Vamos a crear un canal en youtube. Las palabras son siempre palabras» 

 Me puse manos a la obra. Construí mi propio set de iluminación con tubos de pvc, siguiendo los consejos de un canal que descubrí de casualidad: Juanpedrotv. Compré una webcam y un pequeño micro, devoré horas del gigante rojo y aquí estoy. Con ninguna experiencia y listo par…

Qué ha sido de mí en el último año

He estado perdido, desaparecido. He estado desaparecido porque encontré una sirena.
No he escrito, ni he abierto un libro. Ha sido un año intenso, en el que más que nada, he vivido. Escribir es algo que me sale del alma, pero el mundo exterior me ha me han tenido ocupado, retenido. Las palabras e ideas han fluido en torrente contínuo mientras entablaba conversaciones, mientras atendía a los huéspedes de los hoteles, mientras escuchaba atentamente lecciones de historia de un maestro inspirador; todos los artículos pendientes siguen en mi mente, en algún lugar, esperando a ser trasvasados, compartidos. Tantas cosas han sucedido que os contaría con detalle...

No os mentiré, todo es culpa del amor. El amor convirtió a un escritor en un vividor, de sujeto observador a objeto observado. El amor me hizo, teniendo clase al día siguiente, coger un bus a las 3 de la mañana para ir a ver a mi musa, el amor fue la excusa, para encontrarme con mi sirena.
Annika Sirel. Trasgredo los principios del …