Ir al contenido principal

Entradas

Oportunidades

- Si pestañeas pierdes - le dijo un hombre a otro con la vista fija en una gran oportunidad. Las oportunidades aparecen y desaparecen. Si esperas al momento adecuado debes saber que nunca se es lo suficientemente sabio,nunca se es lo suficientemente maduro. No se conocen los caminos sin recorrerlos y por ello ahora sé que para estar bien preparado para la vida son necesarios más años de los que disponemos. Ambicioso, pero perfeccionista. Así me veo. -No existe la perfección- me dijo una vez una buena amiga. Lo que tú consideras perfecto, puede para otro ser basura y lo que creas mediocre, ser para otro ideal. Con pretensiones de arte, nunca he sido un artista. Soy ordenado, demasiado estructurado para una mente artista. Pero sí puedo ser un buen artesano. Puedo crear ilusiones de belleza, ilusiones de vivencias, de emociones e intrigas. De guerras y aventuras. Esbozar nuevos mundos donde todo sea posible. Dibujar con palabras interminables lienzos de fantasía. Escribir. Es

Huracanes imprevistos

Alguno pensará que he abandonado el blog, no es así. Estoy en una fase en la que necesito escribir más que nunca, aunque de otro modo. Un tipo de escritura que solo el tiempo dirá si el mundo debe o no, conocer. El trabajo, un tesoro en algunos aspectos, es para mí una lacra ante esta situación. Me impide decicarle a la escritura el tiempo que debiera. Ensalzando esto inimaginablemente mi admiración por todos aquellos que viven por y para su arte, su pasión. Conscientes de que de la riqueza no es dueño quién más posee, sino el que menos necesita . En estos meses muchos sucesos han sacudido mi inalterable mente fría. Mostrándome que como todos, soy un ser humano. Que por mucho camino que lleve a mis espaldas a pesar de mi juventud, cuando haya de ocurrir, sufriré como cualquier otro. Que cuando un huracán de emociones me sacudan, al igual que en cualquier otro, en mi mundo temblarán hasta los cimientos. Positivamente he de decir, que he despertado del limbo hedonista en el

El complejo de Titan

No deja de sorprenderme el descomunal ego de la gente. Creemos ser la culminación de algo cuando no somos más que un proceso. La evolución, señoras y señores continua, al igual que la selección natural. Creer que la naturaleza dejó de hacer su trabajo por la llegada del hombre es absurdo. Siempre me ha hecho gracia la idea de que dentro de 500 años toda la población humana pueda ser obesa e inútil. Eso solo dice de nosotros que creemos estar por encima del orden naural de las cosas. Ojipláticos como pasmarotes quedan todos ante personas con capacidades 'sobrehumanas'. Asombra por supuesto que una persona nade igual que un pez,trepe como un macaco, tolere sustancias tóxicas que a otro matarían, o que alguien sea capaz con la mente, de controlar su sistema nervioso central para tolerar el dolor sin poner en alerta su cuerpo tras atravesarse con un fierro punzante todo el brazo. No deja de ser asombroso,¿pero por qué buscarle el truco? Extraño nunca significó increíble,

Una ciudad, dos realidades

''Todos sus ciudadanos se sentían agradecidos por la fama que les dio Gandía Shore. Un programa especialmente educativo que mostró todo lo que tenían que ofrecer, tanto la ciudad como sus gentes.'' Tras darse a conocer la noticia de que un grupo de jóvenes iba a protagonizar un programa de TV localizado en mi ciudad, este es el único reporte que nadie esperó leer. Esta mañana lo comentaba con una de las personas más agudas y despiertas que conozco en esta ciudad, porque aunque cueste de creer viendo el programa, en Gandía hay gente inteligente. Los tiempos cambian inevitablemente y aunque haya una generación perdida resultado de un sistema educativo absurdamente ineficaz, la tele-basura y una política corrupta, causa de que la gente haya perdido la esperanza en el futuro. Llegará el día en que capaces por nuestros méritos, borraremos la mala imagen que nos ha regalado esa generación de vagos y holgazanes cuyo único propósito en la vida es salir de fiesta. Y la

La mujer

Todos sabréis ya que hoy es el día de la mujer. Me tienen cansado con tantos días especiales. ¿Por qué cada día ha de ser el día de algo? ¿No se pueden considerar especiales todos lo momentos y todas las cosas? Es parte de lo que hace nuestro ''probadamente eficaz'' sistema consumista, obligarnos a festejarlo todo. Eso sí, por separado. Gastar es importante. Día de San Valentín, día de la madre, día del padre y de su madre. Día de todos los santos, de Navidad y de nochebuena... Días, días y más días. Me niego en redondo. La mujer es, ha sido y será algo especial toda nuestra existencia. Es una mujer la madre que nos trae al mundo, una mujer la que nos cría y nos cuida pase lo que pase. Una mujer es la abuela que nos aporta toda su experiencia y cariño. También lo es la chica de la que nos enamoramos por primera vez siendo unos críos. La única persona capaz de sacarme de mis casillas también lo es. Será una mujer la que traiga nuestros hijos al mundo y así por lo

The Bartender

El buen barman es un tipo interesante. Es un experto, un artista. Generalmente es un oficio vocacional, pues es casi un arte. El arte de embriagar con estilo. Porque un buen bartender no te emborracha. Te va embriagando con las más selectas mezclas fruto de su imaginación y de la de otros bartenders antes que él. El barman es versado, con múltiples temas de conversación. Está al día en la crónica social y es capaz de mantener prácticamente cualquier tipo de conversación. Pero sobre todo es muy bueno escuchando. La gente necesita liberarse de sus pensamientos. A todos nos gusta hablar de nosotros mismos, así que se agradece cuando alguien está dispuesto a oír lo que tengamos que decir. Todos conocemos la escena hollywoodiense en la que mientras el camarero da brillo a las copas, un hombre tomándose un whisky en la barra, le cuenta sus penas. Todo un tópico, pero muy cierto. Tras la barra uno aprende muchas cosas. En mi caso, en la de un hotel urbano con mucha clase. A diario s

Un buen día

Una de las grandes lacras del ser humano es no saber lo que va a suceder. Hoy para mí ha sido un día especial, mi primer día libre. He conseguido lo que actualmente casi cualquiera consideraría un tesoro. Un buen trabajo, con unos buenos compañeros y un sueldo que casi dobla el salario mínimo interprofesional. Quizá por eso en el trayecto en tren de Valencia a Gandía, escuchando el nuevo disco de Alicia Keys en mi ipod, observaba en movimiento a través del ventanal el cielo lleno de nubes, aunque bien soleado, con las montañas flanqueando el horizonte y pensé sinceramente que era lo más bonito que había visto nunca. Este paisaje tan familiar al que he logrado regresar tras tanto tiempo, para nuevamente establecerme. Sentir que estás donde debes estar tiene un valor incalculable y todo esto ha llegado por confiar en mis instintos. La sinergia universal se ha ido encargando del resto. En algún momento del año pasado varias señales me indicaron que debía marcharme. El destino fu