Ir al contenido principal

Entradas

War Machine, de Brad Pitt

War machine, máquina de guerra. No esperaba ver a Brad Pitt protagonizando comedia nuevamente, pero aquí lo tenemos. Interpretando soberbia y sorprendentemente a un general estadounidense. No os confundáis, esta no es una película seria, o sí, porque trata un tema muy serio, pero no de al estilo hollywoodiense habitual. Me gusta pensar que a través de este tipo concreto de humor, un humor paródico casi elegante, denuncian la política internacional americana. Una potencia que ascendió en la economía mundial activando el capital humano que tenía de sobra tras la gran depresión y usándolo para armar, nunca mejor dicho, un negocio poco moral, pero muy capaz de llenar sus arcas. El de la guerra. Lo curioso de la película es precisamente Brad Pitt. Su interpretación es una nueva muesca en un cinturón de interpretación, marcado en mi opinión por su capacidad de reinvención. Desde "El club de la lucha", "Troya" y "Siete años en el Tíbet" a "Babel&quo

Cosa de bebés

Una cosa que admiro de la cultura india «india americana, no hindú» es su respeto por el futuro. Eran un pueblo nómada con un respeto ancestral por el futuro. Su modo de vida era pura economía. Recordad que la economía es una ciencia que estudia cómo administrar recursos limitados para satisfacer necesidades ilimitadas. Ellos usaban la tierra por un tiempo, y después, por abundante en alimentos y agua que ésta fuera, se desplazaban a otro lugar. Dejaban descansar la tierra para que generaciones futuras disfrutasen de ellas; hoy ese espíritu parece haberse olvidado. La generación perdida nos llaman. Crecimos en un tiempo de inestabilidad, aprendimos de gente que no sabía enseñar, pero aquí estamos los que quedamos. Algunos tuvimos mejores ejemplos que otros, unos tuvieron más suerte que otros, y ahora todos nos necesitamos. ¿Nuestro propósito? Salvar el obstáculo que nos plantaron nuestros mayores, y hacerlo no por nosotros, sino para beneficio de las futuras generaciones. Somos

Feminismo: Cosa de hombres y mujeres

Por extraño que parezca, el primer dato conocido de feminismo, a lo que llamamos proto-feminismo viene de un hombre. El hecho de que Platón dijese hace casi 2400 años que la mujer podía ser igual al hombre no es poca cosa. Alguien tomaría más tarde esa semilla y empezaría a trabajar con la idea. La razón de que consideremos a Platón un proto-feminista es que decía que para ser considerada la mujer igual al hombre, debía recibir su misma educación. Pero cambio de esa igualdad de posibilidades tenía que sacrificar su instinto reproductivo. Su idea era que toda la sociedad debía proteger a la república, la ciudad; y para ello, si una mujer debía proteger la ciudad, pero tenía familia, su instinto la llevaría a poner a la familia antes que la república, con lo cual perdería la utilidad para la sociedad y la igualdad respecto al hombre. Como dato interesante, su discípulo Aristóteles, uno de los grandes filósofos de la historia, opinaba que las mujeres tenían el nivel de un escl

Un león y el gigante rojo

Hace tiempo unos amigos me propusieron crear un canal en youtube, y aunque me pareció una buena idea, en aquel momento no me encajaba. Ellos se pasaban horas viendo vídeos, pero yo no me consideraba de la generación youtube. Creía que era una gran plataforma de expresión, pero decidí que entonces no pegaba conmigo. Ya han pasado unos años, y tras mi súbita, aunque previsible desaparición de la blogosfera, he decidido volver a escribir. He escrito un par de raps, algún que otro artículo y dado rienda suelta a algunas ideas. Me paré a pensar un momento; el mundo ha cambiado, es un hecho que la gente no lee tanto como solía, y pensé «¿por qué no? Vamos a crear un canal en youtube. Las palabras son siempre palabras»   Me puse manos a la obra. Construí mi propio set de iluminación con tubos de pvc, siguiendo los consejos de un canal que descubrí de casualidad: Juanpedrotv . Compré una webcam y un pequeño micro, devoré horas del gigante rojo y aquí estoy. Con ninguna experiencia y lis

Qué ha sido de mí en el último año

He estado perdido, desaparecido. He estado desaparecido porque encontré una sirena . No he escrito, ni he abierto un libro. Ha sido un año intenso, en el que más que nada, he vivido. Escribir es algo que me sale del alma, pero el mundo exterior me ha me han tenido ocupado, retenido. Las palabras e ideas han fluido en torrente contínuo mientras entablaba conversaciones, mientras atendía a los huéspedes de los hoteles, mientras escuchaba atentamente lecciones de historia de un maestro inspirador; todos los artículos pendientes siguen en mi mente, en algún lugar, esperando a ser trasvasados, compartidos. Tantas cosas han sucedido que os contaría con detalle... No os mentiré, todo es culpa del amor. El amor convirtió a un escritor en un vividor, de sujeto observador a objeto observado. El amor me hizo, teniendo clase al día siguiente, coger un bus a las 3 de la mañana para ir a ver a mi musa, el amor fue la excusa, para encontrarme con mi sirena. Annika Sirel . Trasgredo los prin

El coste de lo barato

Tenía entendido que los precios no existen, resultó ser cierto. Un precio es simplemente lo que que alguien está dispuesto a pagar. Sólo al aceptar los precios y pagarlos éstos existen, entre tanto son sólo una quimera. El valor es otra cosa: valor es aquello a lo que estamos renunciando al conseguir lo que queremos adquirir. Decía Antonio Machado: "Sólo un necio confunde valor con precio". Las empresas de hoy en día rigen algo más de lo que deberían, pero objetivamente hablando, son organismos que satisfacen las necesidades del consumidor con una eficiencia mayor de la que podríamos lograr individualmente, lo que implica que en función de sus costes nos impondrán unos precios u otros. Ahora bien, no es lo mismo el coste de producir comida de verdad que el de hacer un mejunge de trigo transgénico lleno de E-952 u otros del estilo con el que llenarnos la tripa. El segundo es absurdamente barato; nos cobren lo que nos cobren, todo es beneficio, porque gastan casi cero por

Actitudes animales

En «Armas, gérmenes y acero», Jared Diamond hace una más que interesante recopilación de la historia de la humanidad, desde un nuevo punto de vista. Además, apunta de forma sutil –al menos eso extraje yo del libro– que nos equivocamos al olvidar, que a pesar de todo, somos animales. Y como ellos, muy predecibles. Es una obra magnífica, y bastante exacta, sin embargo creo que el hecho de ser animales no tiene por qué limitar nuestras opciones. Su libro, que me animo a recomendaros, me inspiró unas palabras: Se encontraba deslizante y sin luces, una gaviota que volaba entre las nubes; su destino no iba atado al de las huestes, pues de guerras huía como la peste. Se encontraba reposada en la baranda una grulla que cantaba en la mañana, no callaba, no sufría acobardada, pues su sangre era fuerte, la avalaba. Se encontraba escondida entre la maleza una serpiente que aguardaba a su presa, sin pestañear, confiada esperaba que llegase alguna presa despistada.